Now Reading
BORNHOLM UN OASIS RESPONSABLE

BORNHOLM UN OASIS RESPONSABLE

Esta pequeña isla báltica de maravillas culinarias y vida relajada ha ganado recientemente el premio anual ‘RESponsible Island’ que otorga la Unión Europea. El galardón premia a las islas a la vanguardia de la producción de energía renovable y el desarrollo sostenible con la participación de la comunidad local.

Por ARÁNZAZU VÁZQUEZ Fotografía DESTINATION BORNHOLM

Ubicada en el mar Báltico, cerca de la costa sur de Suecia, esta isla danesa -algo alejada del resto del país y de dimensiones reducidas- ofrece al visitante dos actividades principales: naturaleza y playa. Se accede a través del puente Øresund, que ha simplificado las comunicaciones hasta ella en apenas tres horas. Y es que, hace muy poco tiempo, se tardaba toda una noche en barco desde Copenhague para poder acceder hasta la isla.

Para llegar hasta allí, la mejor alternativa son los trenes daneses, que ofrecen conexión di- recta con la isla a través de Suecia. El tren circula hasta la localidad de Ystad y, desde allí, el mismo billete da acceso a los barcos rápidos que realizan el trayecto entre esta localidad y el puerto de la capital, Rønne, en apenas cuarenta minutos.

Existen otras alternativas para aquellos que dispongan de algo más de tiempo y dinero. Por un lado, cabe la posibilidad de tomar el barco que, en unas siete horas, realiza el trayecto entre la isla y el puerto de Copenhague. Para quien quiera gastarse un poco más, existe la conexión aérea entre la isla y el aeropuerto de Copenhague. También cuentan con una opción más barata: la del autobús de la compañía Graahundbus que sale desde la zona de la estación central de Copenhague y cuesta algo menos de 200 coronas por un billete simple. Desde Suecia, la conexión es aún más fácil. De Malmoe salen frecuentemente trenes hacia Ystad, donde se puede enlazar con el barco rápido hacia Rønne.

La isla tiene un litoral de 158 kilómetros y se caracteriza por una fantástica riqueza natural. Bornholm es la región más boscosa, con el tercer bosque más grande de Dinamarca, Almindingen, en el centro de la isla. Bosques, playas, acantilados y pueblos idílicos, además de no olvidar las zonas montañosas completamente únicas, se unen a las cascadas y valles de fisuras característicos de Bornholm.

La primavera llega a Bornholm un poco más tarde que en el resto del país. A cambio, los acantilados calentados por el sol ayudan a darle a la isla un otoño largo y hermoso, con temperaturas que hacen que el baño sea un placer hasta bien entrado septiembre. Y es que también es conocida como la isla del sol por su clima agradable, y la isla de las rocas por su terreno único.

El municipio de Bornholm cuenta con una población de 39 572 habitantes y es el único de su tipo en Dinamarca. Su ciudad principal, Rønne, es un buen lugar desde el que empezar a explorar la isla. Y es que tiene algo especial: este municipio fue gravemente destruido al final de la Segunda Guerra Mundial y Suecia donó 175 casas de madera roja para ayudar a reconstruirlo, entre las que se puede caminar hoy.

Ubicado en la costa rocosa de la costa del mar Báltico de Bornholm, Gudhjem es uno de los lugares de verano más populares. La pintoresca ciudad de vacaciones incluso tiene su propio plato, que debe probar en su próxima visita: Sol sobre Gudhjem. Los visitantes pueden explorar los acogedores callejones que conducen al animado puerto o subir a las crestas sobre Gudhjem para disfrutar de fantásticas vistas de este innegablemente bonito lugar.

Las Ruinas dramáticas de Hammershus es otro de los puntos a visitar. Con un nombre tan teatral, esperarías nada menos que las ruinas de un castillo en la cima de una colina de casi 1 000 años de antigüedad, donde es posible disfrutar de las impresionantes vis- tas de la isla de Bornholm y el mar Báltico. Además de ser las ruinas del castillo más grande del norte de Europa, la historia de Hammershus es tan brutal como cualquier fortaleza medieval estratégica en una isla aislada.

Si la idea es alejarse de todo, el viajero puede acercarse a Svaneke. Este bonito lugar es un pueblo de pescadores de antiguas casas de campo con entramado de madera y senderos que conducen al acogedor puerto, con un auténtico ambiente local. También es posible visitar los pueblos pesqueros más pequeños y los ahumaderos cercanos, como Bølshavn, Listed o Årsdale.

La espectacular costa norte de Bornholm surge del mar en formaciones rocosas altas, con nombres poderosos como Sanctuary Cliffs, Lion’s Head y Jon’s Chapel. Apenas un poco tierra adentro de estos impresionantes monumentos naturales, sentarse y respirar con vistas relajantes al lago Opal suena un buen plan para todos los que se acerquen hasta la isla.

PREMIO RESponsible ISLAND

Bornholm ha ganado recientemente el premio anual ‘RESponsible Island’ que otorga la Unión Europea por sus esfuerzos para eliminar el carbón y el petróleo y, en cambio, establecer fuentes de energía sostenibles como instalaciones de energía solar y eólica, lo que ha resultado en una reducción drástica de las emisiones de carbono. La ambición de Bornholm es ser CO2 neutral para 2025 y tener una comunidad de cero emisiones y amigable con el clima para 2035.

‘En Bornholm, en 2035 seremos una comunidad insular sostenible y respetuosa con el clima. Creemos que un futuro sostenible para nuestra isla consiste en utilizar y salvaguardar los recursos compartidos de una manera inteligente y sostenible’, dicen desde el propio lugar. Los esfuerzos son muy variados y abarcan desde la naturaleza, el alumbrado público, la estrategia alimentaria, los esfuerzos por no desperdiciar, el encuentro con los ciudadanos y mucho más.

La visión sostenible de la isla tiene el nombre de ‘Bright Green Island’. Una parte de la producción de energía sostenible que también se centra en el consumo más sostenible y fresco: producir, productos orgánicos de muchos agricultores y empresas de la isla. El hotel, restaurante y centro de conocimiento combinados Green Solutions House en la ciudad de Rønne se encuentra entre los pioneros sostenibles de la isla y es una base ideal para explorar la isla verde.

En 1979, Bornholm dependía exclusivamente de combustibles fósiles para su producción de calor y energía. En 2018, la proporción de energía renovable para el consumo de calor y energía fue del 62%, excluyendo la energía importada, la biomasa importada y la energía de origen fósil. El 75% de la biomasa utilizada para la producción de calor y energía proviene de Bornholm, incluida la pulpa utilizado para biogás. Se han instalado redes de calefacción urbana en todas las localidades de la isla. Las plantas fotovoltaicas y eólicas son ajustables desde la sala de control en el combinado central térmica y eléctrica, aprovechando los servicios de red que pueden proporcionar.

La transición verde de Bornholm requiere participación, compromiso y sudor en la frente de ciudadanos y empresas. Todos los que tengan una relación con Bornholm (Bornholmers, turistas, socios) deben ser invitados a participar y desarrollar el proyecto, así como a actuar como embajadores de la isla verde y sabia del Mar Báltico. •

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

What's Your Reaction?
Interesante
0
Me encanta
0
No estoy seguro
0
No me gusta
0
Sorprendente
0
Scroll To Top