‘Visión y Vida’ dona 3.000 gafas al Centro Universitario de la Visión de la UPC gracias a su socio benefactor la Fundación ALAIN AFFLELOU

Posted on mayo 31, 2017, 11:59 am

Tres mil gafas nuevas para niños, mujeres y hombres. Esta es la donación que la asociación de utilidad pública Visión y Vida ha hecho llegar al Centro Universitario de la Visión (CUV) de la UPC, gracias a la solidaridad de uno de sus socios o benefactores, la Fundación ALAIN AFFLELOU.

El CUV es la clínica de salud visual de la UPC, donde los estudiantes de grado y máster de la Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa realizan, supervisados por sus profesores, sus prácticas clínicas con pacientes reales. Lo interesante del caso es que, los pacientes atendidos en el marco de la acción social del CUV son personas con recursos limitados que no pueden hacer frente al coste de sus gafas. Por ello, los Servicios Sociales de diversos ayuntamientos catalanes, así como entidades del tercer sector, los derivan a esta clínica universitaria.

alain_afflelou_monturas_1

Por su parte, la Fundación ALAIN AFFLELOU, desde su creación en 2007, participa en diversos proyectos solidarios con el objetivo de mejorar la salud visual de quiénes lo necesitan. En este sentido se centra en tres ámbitos fundamentales: visión&infancia, visión&conducción y ayuda a los más desfavorecidos. “Desde la Fundación ALAIN AFFLELOU trabajamos día a día para ayudar a personas que necesitan cuidar su salud visual. Estamos muy orgullosos de poder colaborar con Visión y Vida y el Centro Universitario de la Visión de la UPC para contribuir a qué estas 3.000 personas mejoren su calidad de vida”, afirmaba Eva Ivars, Representante de la Fundación ALAIN AFFLELOU.

Visión y Vida, que lleva años colaborando con la entidad, ha abierto a sus socios la posibilidad de incluir en sus acciones de responsabilidad social las donaciones de gafas a esta Clínica. “De este modo, la organización logra unir tres elementos clave en un sector sanitario que busca cuidar de la salud visual de los ciudadanos: la formación, gracias a la donación de equipamientos ópticos, los estudiantes de grado y máster pueden cuidar de la visión de pacientes reales y encarar con éxito su futuro profesional; la solidaridad, que no exista ni una persona que –por motivos económicos- no pueda disfrutar de una vida plena con buena visión y que el futuro profesional se vaya impregnando de ello, y, por último, el mundo empresarial, las empresas, que serán en gran medida el lugar de trabajo de los estudiantes, que son actores importantes de este sector y que tienen una responsabilidad social con la ciudadanía”, explica Salvador Alsina, Presidente de la asociación Visión y Vida.

De este modo, el Centro Universitario de la Visión, que realiza más de 2.300 atenciones sanitarias visuales al año en el marco de su acción social, podrá tratar a más personas que acudan al centro y ofrecerles, tras una revisión y una buena asesoría, la solución idónea a sus problemas visuales.

Leave a Reply

  • (not be published)