Una Mirada Limpia / José Francisco García

Posted on junio 20, 2016, 12:13 pm

Igual que las personas no tenemos una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión, los lugares no pueden cambiar la primera opinión que te haces sobre ellos. Después las experiencias, las personas y la vida te hacen construir un relato y evolucionar, pero la primera mirada siempre se queda allí.

Y esa primera mirada es tan importante porque es una mirada limpia. Sin prejuicios, sin ideas preconcebidas. Solo tú y el espacio que tienes a tu alrededor. Con todas sus virtudes y sus defectos. A tu disposición para opinar con la sorprendente sabiduría del momento irrepetible. Yo necesité esa mirada hace dos años cuando llegué a Madrid para dirigir el patrimonio cultural y el paisaje urbano de la ciudad. Madrid es, como todas las grandes ciudades, una realidad múltiple e inabarcable. Es, sin duda, una ciudad patrimonial irrepetible. Un lugar con una historia apasionante. Y un espacio de vida y convivencia a lo largo de siglos de excepcional riqueza. En mi opinión, el patrimonio cultural y el paisaje urbano serán básicos para lograr un desarrollo armónico y equilibrado en las ciudades del siglo XXI.

Las ciudades sostenibles serán las que valoren su identidad, su cultura, su paisaje. Las que piensen en su patrimonio como el elemento más importante sobre el que articular un proyecto global de ciudad moderna. La sostenibilidad de las ciudades no sólo debe medirse en términos de eficiencia energética o conciencia medioambiental, sino que la verdadera sustentabilidad de la ciudad se logrará cuando su patrimonio cultural y su paisaje urbano sean el pilar básico desde el que se vertebre una ciudad diversa, moderna, respetuosa y activa. Por eso cuando llegué a Madrid, miré intentando ver qué me ofrecía la ciudad y qué podía ofrecerle yo para ser mejor. En ese proceso de mirar y ver, relacionado con el patrimonio y la cultura de la ciudad, hay algunas ideas o principios esenciales: Esa mirada limpia me ayudó a proponer algunos de los proyectos que ahora se están llevando a cabo en la ciudad, como la propuesta para la declaración del Sitio del Retiro y el Prado en Madrid como Patrimonio Mundial de la UNESCO. Madrid es la única gran capital europea que no tiene ninguna declaración de Patrimonio Mundial. Y a pesar de que en la ciudad viven y trabajan algunos de los mejores especialistas en la materia, hacía años que no se había tomado ninguna iniciativa para lograrla. Fue esa mirada limpia y nueva, entrenada por la experiencia y la intención, la que me llevó a hablar y compartir mis opiniones con expertos, políticos y técnicos, y entre todos hemos logrado que la candidatura ya esté en la lista española de patrimonio mundial, y que en pocos años esté previsto presentarla a su examen por la UNESCO en París.

Además de acercarnos a la ciudad con esa mirada limpia, que nos permita ver la ciudad completa, con todas sus posibilidades y recursos, otra herramienta básica es no tener miedo a cambiar la forma de hacer las cosas, los proyectos, las ideas. Que siempre se haya hecho así no significa que esté bien hacerlo.

Si afrontamos la gestión de la ciudad sin miedo al cambio y con una mirada limpia, las decisiones que tomemos serán más acertadas, y lograrán que tengamos un legado que ofrecer a las próximas generaciones.

José Francisco García, Director General de Patrimonio Cultural y Calidad del Paisaje Urbano

Leave a Reply

  • (not be published)