RETRATOS DE NUEVA YORK: NYC & PEOPLE

Posted on octubre 16, 2017, 10:44 am

Esta ciudad no sería la misma sin sus gentes y su potencial creativo. Porque más que un enclave Nueva York es un estado mental lleno de energía positiva, lleno de creadores y artistas.

Por Marta Torres. Fotografía: Joaquín Crespo. Fotomontaje: Beñat Vázquez.

NY1

  Los famosos británicos siempre han utilizado Estados Unidos como si se tratase de un centro de rehabilitación cada vez que protagonizan algún tipo de escándalo en Europa. Vienen aquí. Se quedan unos meses mientras se pasa el rubor. Y después vuelven a su país. Y quizá esto, en diferente medida, se pueda aplicar a cualquier persona que quiere escapar y conseguir una nueva oportunidad. Nueva York es eso. Un sitio donde se permite a cualquiera empezar de cero. Por suerte o por desgracia, todo lo que se ha hecho fuera de esta ciudad sirve de muy poco a la hora de presentar un currículo. En esta ciudad sólo vale el duro trabajo, aunque sí es cierto eso que dicen de que es donde los sueños se convierten en realidad. Pero aunque eso pueda suceder, el gurú de la inteligencia emocional, Daniel Goleman, se atreve a desmontar parte del mito del sueño neoyorquino, ése de las fantasías, en un encuentro en el lujoso hotel Peninsula al lado de la Quinta Avenida. ‘La vida no es tal y como la refleja la industria de Hollywood. Pero lo que hay que tener en cuenta es que, ante cualquier cosa que nos ocurra, siempre podemos recuperar los sentimientos positivos’, explica el autor del archiconocido libro Inteligencia emocional (ed. Kairós). En una línea parecida va el psiquiatra español Luis Rojas Marcos, afincado en esta ciudad desde los años 70 y al que se le acaba de entregar la medalla de la Orden de las Artes y las Letras de España. Hablando sobre la felicidad real, la cotidiana, recuerda que los anglosajones creen que cuanto más felices sean más oportunidades tendrán de ir al cielo, mientras que en culturas como la española ocurre lo contrario: cuanto más sufrimiento, más gloria espera en el más allá. En cualquier caso, ésta es una ciudad para disfrutar o sufrir.

TRIUNFAR EN LOS ESCENARIOS 􀀘􀀖􀀍􀀙􀀒􀀊

􀀃􀀐􀀓􀀗􀀃􀀉􀀇􀀉􀀒􀀅􀀖􀀍􀀓En Nueva York hay muchos artistas jóvenes, españoles, a los que pesa tener más éxito en esta gran urbe que en su propio país.Todos coinciden en que Estados Unidos, y sobre todo la metrópoli neoyorquina, son lugares donde la meritocracia triunfa: ‘llega’ quien realmente lo merece. Por ejemplo, el madrileño Joaquín de Luz es el primer bailarín del New York City Ballet y su paisano Ángel Corella destaca en el American Ballet Theater. A ambos se les puede ver en el Lincoln Center cualquier noche de la temporada de danza en Nueva York y lo más habitual es que estén envueltos en una nube de aplausos y reconocimiento. Pero De Luz, siguiendo el espíritu que también existe entre ciertos artistas de la ciudad, participa en proyectos de teatro de la perifieria, como el de Queens, para acercar la danza a las clases menos pudientes. ‘No me importa que la gente no entienda de dónde viene lo que estoy bailando. Me basta con que disfruten de lo que ven’, explica el español que ya lleva diez años triunfando en Nueva York. Unas pocas manzanas más arriba de la sede del New York City Ballet, en el Lincon Center, es donde tiene su apartamento el actor español Antonio Banderas. El malagueño está muy involucrado en el Instituto Cervantes, desde donde pretende asesorar y ayudar a las nuevas generaciones que, como él hizo hace 20 años, quieran probar suerte en la industria del cine estadounidense. Al otro lado de la isla de Manhattan también triunfa un amigo de Banderas. En Broadway se puede ver el musical de la película de Pedro Almodóvar Mujeres al borde de un ataque de nervios. El director manchego asisitió al estreno el pasado noviembre y agradeció que se hubiese llevado este film a Broadway, mientras el encargado de adaptar la película, Jeffrey Lane, explicaba que hay algo en sus cintas que las hace muy musicales. No será raro que se puedan llevar más trabajos del manchego a los teatros de la Gran Manzana.

NY2PASIÓN POR LOS LIBROS

􀀔􀀅􀀗􀀍􀂝􀀒􀀃􀀔􀀓􀀖􀀃􀀐􀀓􀀗􀀃􀀐􀀍􀀆􀀖􀀓􀀗  En el mismo barrio en el que vive Banderas cuando está en la ciudad, el Upper West Side, que fue refugio de intelectuales, conserva su apartamento el escritor judío Philip Roth. Ahí recibe a los periodistas cuando concede entrevistas para promocionar sus libros, aunque la mayor parte del tiempo vive en el estado que se encuentra al norte de Nueva York, Connecticut, en una casa en el bosque alejado del bullicio. ‘Ya no bajo más allá de la calle 72’, nos confiesa. Fue una de las resacas del éxito. Cuando en 1969 logró la fama por su trabajo Portnoy´s Complaint, se tuvo que marchar de Nueva York al campo ya que ‘necesitaba sentirme bien, porque cuando estás escribiendo solo en tu habitación no piensas en el público’, apunta el escritor de 77 años que todavía no piensa en jubilarse. ‘Los escritores no lo hacen, sólo se vuelven locos’, desvela entre risas. Una pareja que tampoco vive todo el año en la ciudad pero que es fiel a su cita anual con Nueva York es la compuesta por Antonio Muñoz Molina y Elvira Lindo. Los famosos escritores españoles vienen a la ciudad para sumirse en el anonimato. A ellos se les puede encontrar en el elegante Upper East Side y en cualquiera de las pequeñas librerías que tanto les gustan, sobre todo al escritor andaluz. También en el lado este de Manhattan, pero unas calles más abajo, tiene su consulta el psquiatra Luis Rojas Marcos. ‘La que tiene la puerta roja’, apunta el especialista ante cualquier cita. El lugar, que también es su casa, siempre tiene manzanas de ese color en la entrada. Es Nueva York. Capital de escritores y hogar natural de la cultura, se presenta como el mejor espacio para la celebración anual del Festival Internacional de Literatura PEN (pluma, en inglés). El presidente de este selecto club, Salman Rushdie, indica que ‘es un lugar fantástico para descubrir nuevos escritores. Empezamos hace cinco años. Entonces no teníamos ni idea de lo que iba a pasar. Lo hicimos porque en aquella época pensábamos que Estados Unidos necesitaba hablar con el resto del mundo -en clara referencia al ex líder republicano George W. Bush- cuando intelectuales y liberales acusaron al conservador de aislar al país del resto de la comunidad internacional’. La situación política ha cambiado considerablemente con el presidente Barack Obama en la Casa Blanca. Aún así Rushdie y el resto de escritores y artistas que viven en Nueva York consideran que debe perpetuarse la conversación entre diferentes culturas, etnias y religiones.

Leave a Reply

  • (not be published)