¿Proteges la vista a tus niños en verano?

Posted on julio 12, 2017, 9:29 am

Proteger la visión de los más pequeños está en cuarto lugar en el orden de prioridades de los padres a la hora de tomar medidas ante la exposición al sol[1]. Sin embargo, el cristalino, filtro importante frente al UV, no termina de desarrollarse hasta los 12 años de edad y los daños que aparecen por el efecto de la luz solar en la vista son acumulativos e irreversibles. Por ello, la Fundación ALAIN AFFLELOU lanza por décimo año consecutivo la Campaña de Protección Solar Infantil con el objetivo de concienciar del peligro de los efectos de la radiación UV en los ojos de los niños, además de ofrecer una serie de consejos para su prevención.

Cerca del 30% de los padres consideran que la edad óptima para comprar gafas de sol a sus hijos es entre los 2 y los 4 años y una quinta parte lo retrasarían hasta los 5 o 6 años, según el estudio “Percepción de la salud visual y auditiva en España” de ALAIN AFFLELOU (2016)[2]. En este sentido, Elvira Jiménez, Óptico-Optometrista y Máster en Investigación Clínica de la Fundación ALAIN AFFLELOU, habla sobre la necesidad de proteger la vista a nuestros hijos desde bebés, “cuanto más pequeño es un niño, más grandes son sus pupilas, por lo que la cantidad de luz que entra al ojo es mucho mayor a edades más tempranas. Por ello, es fundamental proteger los ojos de los niños desde bebés”.

Además, debemos tener en cuenta que en España disfrutamos de cerca de 300 días soleados al año en los que exponemos nuestra vista a la luz del sol. Un 90% de radiación UV (UVA+UVB) llega a nuestros ojos y, de ahí se reparte por las diferentes estructuras oculares. Hasta la formación definitiva del cristalino, todo lo que la córnea no filtra, termina pasando a la retina. En caso de no proteger la vista de los pequeños, esta radiación puede causar efectos irreversibles que desembocan en patologías como fotoqueratitis, e incluso cataratas.

Protección Solar Infantil_Fundación ALAIN AFFLELOU (3)

“La mayoría de los daños causados por la luz solar en nuestra visión son crónicos, una vez que aparecen se convierten en permanentes, irreversibles e incapacitantes. Desde la Fundación ALAIN AFFLELOU tenemos un papel muy importante de prevención desde la infancia y somos conscientes de la necesidad de informar a la gente sobre la magnitud real del peligro”, añadía Jiménez.

Desde la Fundación ALAIN AFFLELOU aconsejan el uso de gafas y lentes con filtros UV, y gorras o viseras, para la protección de los más pequeños ante la radiación. En cuanto al tipo de monturas, lo ideal es que sean de pasta para que se ajusten a la cara del niño y no le hagan daño, además, es importante que la gafa cubra todo el ojo (debe apoyar por arriba en la zona de las cejas y por abajo en la nariz) para que la luz no entre. Por último, es fundamental que las gafas sean compradas en establecimientos ópticos, ya que es el único lugar donde existen controles pertinentes de sanidad para gafas de sol y se aseguran de que la lente proteja al 100% de los rayos UV. Por el momento, las ópticas son los establecimientos preferidos por 2 de cada 3 padres para comprar gafas de sol a los pequeños, según el estudio de ALAIN AFFLELOU.

Protección Solar Infantil_Fundación ALAIN AFFLELOU (1)

OTROS CONSEJOS DE LA FUNDACIÓN ALAIN AFFLELOU PARA LA PROTECCIÓN SOLAR

  • No exponer a los niños al sol en las primeras horas de la mañana y en las últimas horas de la tarde sin unas gafas de sol homologadas. Los principales efectos de la radiación solar sobre la vista se producen al amanecer y al atardecer, en el momento en el que el sol está más bajo y sus rayos inciden de manera directa sobre los ojos.
  • Los pequeños deben utilizar gafa de sol siempre, aunque el día este nublado. En días con nubes el índice de UV sólo se atenúa ligeramente (de un 1,0 baja al 0,9), y los rayos solares causan daños de igual forma.
  • En la playa es aún más prioritario proteger los ojos de los niños ante el sol ya que la arena blanca refleja hasta el 15% de la radiación solar.
  • Es fundamental prevenir a los pequeños para que nunca miren directamente al sol.
  • No exponer al sol directamente a los niños menores de 12 meses. Los niños y las personas mayores son más sensibles a los efectos de la radiación por lo que se debe priorizar su cuidado.

 

[1] y 2 “Percepción de la salud visual y auditiva en España”, Estudio de ALAIN AFFLELOU en 2016. Muestra de 1.006 personas, individuos entre 18 y 65 años usuarios de gafas o lentillas en España. Encuesta online autoadministrada a través del sistema CAWI.

 

Leave a Reply

  • (not be published)