El lince: el felino más amenazado del planeta

Posted on julio 18, 2016, 10:18 am

El lince ibérico es una especie en “pelígro crítico” de extinción. Fue en el año 1986 cuando la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) avisó del grave peligro que corría la especie, declarándola “especie amenazada”. Han pasado 30 años desde entonces y, ya en 2002, el lince fue declarado como “especie en peligro crítico de extinción”. Tan sólo quedaban 100 ejemplares en libertad. Sin embargo, y tras muchos años de esfuerzos, ya tenemos a día de hoy más 300 individuos.

Por ARANTZA DE CASTRO

bobcat-1233569

No solo la caza y la fragmentación de su hábitat son los peligros a los que se tiene que enfrentar el felino más amenazado del planeta. Ahora, las carreteras se suman a la lista de enemigos con los que tiene que lidiar esta especie para poder sobrevivir. El 2014 fue un año negro para la población de linces ya que las carreteras le costaron la vida a 16, lo que supone un 5% de la población mundial.

El lince ibérico es un animal sigiloso y habita alguna de las áreas naturales más salvajes que quedan en la Península. Seguir el movimiento de los más de 300 ejemplares en libertad es vital para protegerlos. Pocas especies en el mundo son seguidas tan de cerca como el lince ibérico. Las zonas donde viven, como Doñana o Sierra Morena, están llenas de cámaras trampa colocadas por los técnicos que protegen a la especie, para censar sus poblaciones y estudiar su comportamiento. El seguimiento es tan detallado, que conocen por su nombre a todos los linces.


Durante los últimos meses la asociación LIFE+Iberlince lleva manteniendo contactos continuos con los técnicos responsables de la gestión de las vías competencia del Ministerio de Fomento para afrontar medidas urgentes que reduzcan el número de linces muertos por atropello.


lynx-414729Los montes mediterráneos en los que vive el lince son uno de los ecosistemas más ricos en biodiversidad de Europa. Pero el pequeño animal que forma sus cimientos está en apuros. El lince ibérico es un cazador excelente y muy sigiloso. Se les ha llegado a ver cazando corzos, pero su especialidad es atrapar al acecho los conejos que componen el 90% de su dieta. Los conejos son la base de la cadena trófica del monte mediterráneo: más de 30 especies que comparten hábitat con el felino más amenazado del planeta depredan sobre ese pequeño animal. El problema es que en las últimas décadas, sucesivas enfermedades han devastado las poblaciones de conejos.

En 2002 WWF comenzó a actuar sobre el terreno para revertir la situación en la Sierra de Andújar, el principal refugio del lince. Desde entonces, han logrado recuperar 8 territorios de hembras donde han nacido más de 50 cachorros.


La situación sigue siendo muy complicada, pero están presionando para que se tomen medidas para recuperar el conejo. Así se ayudará al lince y a todas las especies con las que comparte el monte mediterráneo.


Una de las vías que más ha afectado a la población de linces es la autovía A-4 (Madrid-Cádiz) a su paso por el entorno de Andújar. La situación hace necesaria la instalación de pasos de fauna específicos en puntos intermedios donde estas medidas de prevención básicas no han resultado suficientes, puntos donde la repetición de atropellos deja patente la insuficiencia de las mismas.

En todos los casos, estos accidentes están ligados al aumento de las poblaciones de linces, que han pasado de 92 ejemplares en 2002 a 332 en 2014 y la consiguiente expansión de la superficie con presencia de este animal. Además, la nueva cepa de la enfermedad hemorrágica del conejo hace que los ejemplares de linces se dispersen aún más y se sitúen en áreas próximas a las vías de comunicación.

iberian-lynx-1203999El lince ibérico es un especialista de hábitat y presa, por lo que alteraciones de éstos afectan muy negativamente en sus poblaciones. De hecho, una de las causas más importantes que ha llevado al lince ibérico al borde de la extinción ha sido la disminución de su principal presa, el conejo de monte, afectado por la introducción de dos enfermedades víricas: la mixomatosis en los años 50 y la enfermedad vírica hemorrágica del conejo en los años 80, que provocaron un descenso drástico superior al 80% de sus poblaciones.

En segundo lugar, la transformación, fragmentación y destrucción de su hábitat (el monte mediterráneo), que acoge una elevada biodiversidad y cuya alteración también afecta a las poblaciones del conejo de monte. Además, otra de las amenazas ha sido la muerte originada por el ser humano, bien de manera involuntaria, como los atropellos, o intencionada, como el uso de técnicas ilegales y no selectivas de caza, furtivismo, uso de venenos, etc.

Otra amenaza para las poblaciones de lince ibérico que está cobrando relevancia en los últimos años son las enfermedades. El lince ibérico es una especie con un gran riesgo sanitario (cuenta con escasos efectivos y poseen una alta densidad de individuos), por lo que la aparición de cualquier brote infeccioso se puede dispersar con facilidad y llevar a la extinción a la población local. A esto se une la baja variabilidad genética del lince que, entre otros efectos negativos, se asocia a una pérdida de respuesta del sistema inmune.

Leave a Reply

  • (not be published)