Cosmética responsable que triunfa en América

Posted on julio 15, 2016, 11:52 am

Por ARANTZA DE CASTRO Fotografía: BELCORP

Hace ya más de 40 años que nació en Latinoamérica el germen de lo que sería hoy día Belcorp. Fue en el año 1968 cuando se lanzó un pequeño negocio familiar que se encargaba de la distribución de productos cosméticos de marcas internacionales. Pero no fue hasta el año 1974 cuando esta pequeña empresa comenzaría a vender de forma directa sus propios cosméticos en Perú bajo la marca Yanbal.

Tras esto llegarían Ebel y Ebel Internacional (tratamiento facial, maquillaje tratante y alta perfumería) que ayudarían a la expansión nacional e internacional de la producción y distribución de los cosméticos hasta el año 2000, momento en el que aparece la actual denominación de Belcorp -convertida en paraguas y respaldo de las marcas comerciales de la compañía-.

Captura-de-pantalla-2015-02-09-a-las-11.06.09Actualmente, Belcorp es la tercera compañía más grande en Latinoamérica, en lo que a cosmética y belleza se refiere, y su Consejero Delegado, Eduardo Belmont, entró en el 2013 en la lista Forbes de multimillonarios.  Lejos quedaron los años en los que Belmont era socio de la ‘pequeña’ Yanbal junto con su hermano Fernando.

Pero no fue hasta el pasado año 2014 cuando Belcorp se colocó en el punto de mira al aparecer en la lista del Instituto Great Place to Work como la quinta mejor multinacional para trabajar en el continente americano. ¿En qué bases se cimienta esta afirmación?

“En Belcorp sabemos que el éxito perdurable se da sólo a través de la construcción de relaciones sólidas y duraderas. Nos comprometemos a respetar y establecer confianza con cada uno de nuestros grupos de interés”, esa es una de las afirmaciones que hacen desde la compañía. Y parece que lo están consiguiendo.

“En Belcorp promovemos el liderazgo personal y profesional, desarrollando el crecimiento integral de nuestros colaboradores. Sabemos que sólo alcanzamos nuestro máximo potencial cuando compartimos un propósito común alineado con nuestras metas personales“, expresan desde la compañía.

Ésta puede ser una de las características y razones de éxito en Belcorp: les une el compromiso con una misma visión y les movilizan valores compartidos. Además de esto, hay que sumarle la apuesta en el trabajo en equipo, el desarrollo de un ambiente creativo, la innovación y, por supuesto, la diversidad cultural con la que cuentan que les enriquece como corporación multinacional.

Un Código de Ética consensuado y participativo

Dentro de Belcorp se integran las marcas L’Bel, Ésika y Cyzone, basadas en el conocimiento de los consumidores y “en la respuesta a sus necesidades específicas”. Una respuesta multimarca que, en palabras de la compañía, “permite acercar a la mujer a su ideal de belleza y realización personal y así fortalecer el negocio de las consultoras y consejeras de belleza que ofrecen nuestros productos”.

Captura-de-pantalla-2015-02-09-a-las-11.11.13Pero si algo destaca de Belcorp es su fuerte compromiso con la ética social y la responsabilidad en sus acciones, incluso ha sido plasmado en su propio Código de Ética, elaborado dentro de un proceso participativo, con el compromiso de la Alta Dirección y la contribución de colaboradores de diferentes áreas y países de la Corporación.

De hecho, en cada país de actuación cuentan con un Comité de Ética, los cuales velan por la vigencia y cumplimiento de los lineamientos establecidos en éste.

Fomento de un crecimiento sostenible

El respeto por la diversidad es una de las máximas de Belcorp. De esta forma, desarrollan la sensibilidad social a través de su programa de voluntariado “Tocando Vidas” a través del cual sus colaboradores tienen la posibilidad de despertar y desarrollar su sensibilidad social asumiendo diferentes compromisos, ya sea como mentores de las niñas becadas por la Fundación Belcorp o colaborando en iniciativas puntuales de apoyo a la educación y conservación del Medio Ambiente.

En cuanto al Medio Ambiente,  el objetivo de esta compañía se coloca en minimizar y neutralizar el impacto ambiental generado por la misma. De hecho, ha sido reconocido como una prioridad estratégica por la corporación dentro de sus tres frentes: oficinas, fábricas y control de distribución.

Captura-de-pantalla-2015-02-09-a-las-11.09.26Por otro lado, la empresa cuenta con un Centro de Conocimiento del Consumidor mediante el cual se aproximan a sus clientas, realizando investigaciones que les ayudan de guía para comunicarse con ellas y así identificar nuevas oportunidades de mercado, reconocer potenciales retos y verificar la satisfacción con sus productos.

Como retribución al esfuerzo de cientos de miles de mujeres que han hecho posible el éxito de nuestra Corporación, en octubre de 2003 crearon la Fundación Belcorp cuya misión es que las mujeres puedan transformar su futuro y trascender logrando un impacto positivo en la sociedad.

Con este fin, la Fundación Belcorp desarrolla programas orientados a contribuir con el empoderamiento económico de las mujeres, para que cuenten con las capacidades necesarias para imaginar un futuro mejor y hacerlo realidad.

Y por si esto fuera poco, y al igual que Anoche Tuve un Sueño, Belcorp está suscrito al Pacto Mundial de las Naciones Unidas, mediante el cual nos comprometemos voluntariamente a respetar los diez principios que establece, basados en los derechos humanos, laborales, medioambientales y de lucha contra la corrupción.

Leave a Reply

  • (not be published)