Menudo panorama…cultural

Malos tiempos para la lírica…y para la prosa. Porque desde que entrara el nuevo gobierno en nuestro país vivimos en la zozobra cada viernes atentos a las medidas de recortes.

Como ya advertía la Revista Ritmo hace unos días, el nuevo gobierno ha hecho poda en el Ministerio de Cultura -ahora Ministerio de Cultura, Educación y Deporte-, suprimiendo, por el momento, la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas. Y esto, ¿qué implica? Pues esto supone, como dice Andrés Sorelsecretario general de la Asociación Colegial de Escritores de España, “una barbaridad la supresión del libro en momentos en los que se necesita potenciarlo y defenderlo. Es retroceder a la época de los bárbaros. Solo nos falta restablecer la censura. Vamos de vuelta a un Estado Nacional-Católico y entiendo que el libro moleste a ese tipo de personas. Quien lea libros descubría el lenguaje que están empleando ahora mismo en el poder. Un lenguaje encubridor que la gente crédula toma como verdades absolutas. Desde los tiempos de UCD la dirección general del Libro ha tenido una función vital. No acabo de entender esta medida. Esto es algo más que un símbolo”.

Cuando se acaban de cumplir y celebrar los 300 años de la Biblioteca Nacional, ahora, nuestras Bibliotecas no recibirán revistas culturales. La actualidad de las nuevas corrientes culturales, la obra de los nuevos artistas no llegarán a los ciudadanos. Muy sencillo, porque las revistas culturales no podrán sobrevivir. Las subvenciones hasta el momento recibidas ya no llegarán.

La explicación oficial que nos ha llegado es “que se trata de una medida técnica”. Dice Lasalle, Secretario de Estado de Cultura, cartera a la que pasan ahora Industrias Culturales, Libros y Revistas, que “no se trata de una medida estratégica sino técnica”. Nos ha declarado que “no son medidas de recortes sino una mera reorganización”, cuestión que contradice lo que posteriormente nos afirma respecto a los 485,9 millones de € que se recortan en esta materia, que califica de “medida en este contexto de no disponibilidad presupuestaria”

Dice Pilar Gallego, vicepresidenta del Gremio de Libreros de Madrid, que “no tiene sentido separar el área del libro de las bibliotecas”. Ni separar las revistas de las bibliotecas, añadimos desde Anoche tuve un Sueño. Porque llevamos, quienes estamos en este barco, más de 30 años construyendo la infraestructura cultural. En las revistas culturales han pasado grandes nombres de la cultura, son los soportes de lanzamientos de nuevos artistas, y son el vehículo de conocimiento con y para la ciudadanía.

Por el camino, se han perdido más de 7 millones de € en adquisiciones bibliográficas en la zona levantina por ejemplo, el Diario de Levante lo deja bien claro.

La cifra total de subvenciones al sector editorial, incluyendo libros y revistas culturales, ascendió en 2011 a 5 millones de €. Cantidad nada despreciable pero mínima en función de otras ayudas.

¿Qué nos queda?, ¿competir en lugar de cooperar? parece que el objetivo de los tecnócratas liberales es ése. Pues bien, a esta publicación, a nuestros lectores, a vosotros, a quienes nos debemos, os decimos que más allá de la rabia momentánea por el tijeretazo, tenemos más ideas y proyectos que nunca para continuar. Porque tenemos mucho que compartiros, que mostraros, porque nuestro lema defiende que somos optimistas, y a pesar del zarpazo, seguiremos adelante defendiendo la CULTURA y la LIBERTAD DE EXPRESIÓN…Sin duda es fácil destruir y complejo construir. Hoy nos apoyamos más que nunca en la máxima de T.S. Eliot: “El pueblo que deja de producir literatura paraliza su pensamiento y su sensibilidad”

Share on Facebook

Un comentario to “Menudo panorama…cultural”

  1. Si a un país le quitás la cultura, qué le queda? Cabezas no pensantes y menos informadas. La cultura, los libros, nos dan aire para vivir y libertad para movernos y generar nuestros propios pensamientos. Creo que es una barbaridad privar a la gente del conocimiento que nos hace más libres y aptos para el mundo.

Deja una Respuesta

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.